create your own web page for free
¿Cómo funciona la radiofrecuencia?
La identificación por radiofrecuencia (Radio Frequency IDentification) es la tecnología usada para transferir datos sin contacto, de modo inalámbrico, con el fin de identificar y rastrear automáticamente las etiquetas que contienen los datos.

Esta tecnología, básicamente, trabaja en tres rangos de frecuencia distintos, que pueden variar de un país a otro en función de las regulaciones legales. En función de la frecuencia a la que trabaje, sus características y utilidades serán distintas:

LF (Baja Frecuencia – Low Frequency). Trabaja en el rango de 125 a 134 kHz. Generalmente usada para control de animales, control de accesos y seguridad en automóviles.
HF (Alta Frecuencia – High Frequency). Trabaja en el rango de 13,56 MHz. Generalmente usada para control de productos, tarjetas inteligentes.
UHF (Ultra alta Frecuencia – Ultra High Frequency). Trabaja en el rango de 860 – 960 MHz. Es la frecuencia más usada para la identificación de objetos (lectura de la información contenida), puesto que es la más avanzada en cuanto a estándares internacionales de identificación y codificación.
Componentes básicos de un sistema RFID.

Etiquetas RFID

Una etiqueta RFID, en su forma más simple, consta de dos partes: una antena para transmitir y recibir señales, y un chip RFID (o circuito integrado) que almacena la identificación de la etiqueta y otra información.

La selección de etiquetas RFID es, quizás, el componente más crítico de un sistema RFID exitoso, y cientos de variaciones de etiquetas están disponibles en el mercado hoy en día. Una etiqueta RFID podría tener el tamaño y la forma perfectos para su aplicación, pero ser del tipo incorrecto para el ambiente o el material en el que va a ser usada.

La clave de cualquier sistema RFID es una prueba completa. Algunas etiquetas RFID se adaptarán mejor a su aplicación que otras, pero la única manera de saberlo con certeza es probando una variedad de etiquetas en su entorno en los elementos reales que desea etiquetar. 

Antenas RFID

Las antenas RFID son un elemento imprescindible en cualquier sistema RFID. Su función es utilizar la energía del lector para generar un campo que le permita transmitir y recibir señales de las etiquetas RFID.

Hay numerosos tipos de antenas, según el uso al que estén destinadas y sus características técnicas.

Lectores RFID

Un lector RFID es el cerebro del sistema RFID y es necesario para que funcione cualquier sistema. Los lectores son dispositivos que transmiten y reciben las ondas de radio para comunicarse con etiquetas RFID a través de las antenas. Los lectores RFID se dividen en varias clases: lectores RFID fijos, lectores RFID manuales y lectores RFID integrados. La opción que elija dependerá de cómo y dónde utilice el lector.

Como puede imaginar, un lector RFID fijo permanece en una ubicación específica al codificar y leer etiquetas, mientras que un lector RFID manual es móvil y se puede transportar mientras escanea varios elementos.

Los lectores RFID manuales suelen ser dispositivos portátiles completos con el lector y la antena incorporados en el dispositivo. Por lo general, también contienen escáneres de códigos de barras, Bluetooth y Wi-Fi. Cuando necesita movilidad, un lector manual es la mejor elección.

Un lector RFID integrado es un lector con una antena incorporada. Los lectores integrados son una excelente opción si busca una solución de bajo costo.